Características del carnet de conducir para personas con discapacidad

Julián Montilla
Julián Montilla

Presentar una discapacidad hoy en día no es limitante para poder obtener el carnet de conducir y poder manejar un vehículo, ahora bien, hay una serie de aspectos y características que deben cumplirse para que ello resulte posible, como por ejemplo disponer de un vehículo adaptado. En este artículo te explicamos cuáles son los requisitos que se deben cumplir para obtener el carnet de conducir para personas con discapacidad, cómo obtenerlo y dónde. ¡Presta atención para informarte!

¿Para quiénes está indicado el carnet de conducir para personas con discapacidad?

El carnet de conducir para personas con discapacidad está destinado para aquellas personas que presentan algún tipo de discapacidad o que le ha sobrevenido en algún momento después de haber obtenido el carnet de conducir. A la hora de obtener el carnet en cuestión se deben tener en cuenta estas dos distinciones ya que puede haber algunas distinciones entre sí.

Requisitos del carnet para personas con discapacidad

Las personas con discapacidad deben cumplir una serie de requisitos para poder obtener el carnet de conducir, estos contemplan los requisitos generales (para cualquier conductor), así como los específicos y son los siguientes:

  • Ser mayor de edad.
  • Residir en España.
  • No tener una prohibición judicial que prohíba expresamente obtener el carnet de conducir.
  • Reunir las condiciones psicofísicas básicas para obtener la licencia.
  • Aprobar las pruebas teóricas y prácticas de la jefatura provincial o local de tráfico.

Los puntos 4 y 5 son aquellos que afectan de manera específica a las personas con algún grado de minusvalía puesto que existen algunas discapacidades que pueden alterar las condiciones psicofísicas del aspirante, entre otras.

Pasos a seguir para sacarse el carnet de conducir si tienes una discapacidad

Lo primero que hay que hacer, tanto si se presenta una discapacidad antes de la primera obtención del carnet como si esta aparece de manera posterior (tras obtener el primer permiso) es acudir a un Centro de Reconocimiento de Conductores (CRC). Estos espacios autorizados por la Dirección General de Tráfico (DGT) sirven para renovar el permiso de conducir, así como para obtener reconocimientos médicos necesarios para poder obtener los nuevos permisos —además, de autorizaciones de conducción de cualquier tipo de vehículo—. Tras ello, la persona interesada recibirá un informe con resultado apto, no apto o interrumpido a la espera de la presentación de informes médicos.

  • Apto sin condiciones restrictivas: En el supuesto de que el resultado sea apto sin condiciones restrictivas significa que la discapacidad no afecta a la conducción, por lo cual la persona interesada podrá obtener el carnet siguiendo el procedimiento habitual.
  • Apto con condiciones restrictivas: En el supuesto de que se establezcan condiciones restrictivas la persona interesada debe acudir a la Jefatura u Oficina de Tráfico antes de iniciar la formación y adaptar el vehículo para verificar o concretar cuáles son las adaptaciones prescritas. Es posible que en estas oficinas se solicite un informe complementario de la autoridad sanitaria competente y/o se realice una prueba práctica —generalmente, cuando la discapacidad es sobrevenida—. En el resto de los casos, después de que las adaptaciones hayan sido definidas, el aspirante podrá iniciar el trámite para el aprendizaje. Por supuesto, las pruebas prácticas se deben realizar en un vehículo adaptado según el informe del Centro de Reconocimiento de Conductores o de la autoridad sanitaria. Tanto en un caso como en otro el interesado podrá aportar su vehículo adaptado o utilizar el de la autoescuela —también adaptado—.
  • Interrumpido a la espera de presentación de informes médicos: El Centro de Reconocimiento de Conductores solicita la presentación de los informes médicos al interesado para poder continuar con el proceso. Hasta el momento se paraliza la gestión.
  • No apto para conducir: La minusvalía de la persona interesada en obtener el carnet de conducir le inhabilita para poder obtener un carnet ya que ello puede suponer un peligro para su integridad y la de terceros. El Centro de Reconocimiento de Conductores emite en este caso un informe validado como no apto.

Pasos a seguir para la obtención del carnet para minusválido

En resumen, tal como aclaran desde AutoescuelaXardinets, la autoescuela referente online en Valencia y especializada en formación teórica, los pasos a seguir por las personas con minusvalía interesadas en obtener un carnet de conducir son los siguientes:

  • Solicitar el Certificado de Discapacidad (en caso de no contar con él).
  • Dirigirse a un Centro de Reconocimiento de Conductores para la evaluación y obtención del informe.
  • Ir a la Jefatura de Tráfico (provincial o local) para verificar y concretar las adaptaciones (pueden pedirte nuevas pruebas dependiendo de la discapacidad).
  • Acudir a una autoescuela especializada. El examen teórico es el mismo, el práctico debe realizarse con un vehículo adaptado.
  • Tras superar el examen obtendrás el permiso en el cual se especifique cuáles son las adaptaciones que debe tener el vehículo.

¿Dónde sacarse el carnet de conducir si tienes una discapacidad?

Para obtener un carnet de conducir para personas con discapacidad lo más recomendable es acudir a una autoescuela especializada ya que en ellas podrás encontrar vehículos adaptados —o adaptables— en función de tus necesidades y evaluación por parte del Centro de Reconocimiento de Conductores. Las autoescuelas con vehículos adaptados palian la necesidad de los usuarios con discapacidad ya que en ellas se puede practicar la conducción con vehículos especiales, además de recibir clases en lenguaje de signos o lenguaje fácil para personas con problemas de comprensión, entre otras.

Subvenciones para carnet de conducir en personas con discapacidad

No existen subvenciones para el carnet de conducir de personas con discapacidad. Ahora bien, quienes presentan una tarjeta acreditativa con un grado de discapacidad poseen algunas ventajas directamente relacionadas con la conducción y el transporte. Estas son las más representativas:

  • Reducciones en el impuesto de circulación.
  • Reducciones en el precio del transporte público.

Es importante revisar las últimas noticias al respecto puesto que las subvenciones y bonificaciones pueden cambiar con el tiempo.