Estudiar Kinesiología

Ingrid Ferrandis
Ingrid Ferrandis

La kinesiología es la ciencia que estudia el movimiento del cuerpo humano, tratando de comprender como se armoniza el sistema nervioso, el músculo-esquelético y la fisiología, en la generación de los distintos movimientos. Por tanto, permite comprender cuándo determinado conjunto de movimientos se enmarcan en el accionar de un cuerpo sano y cuando hay una deformación, disfunción o limitación en dicho movimiento, que sin duda implica o implicará un problema de salud.

Es una disciplina por tanto que se desarrolla tanto en el terreno de la investigación pura, como en el terreno aplicado a la salud y otras áreas asociadas. Por ejemplo, los conocimientos sobre el movimiento corporal permiten orientar las terapias más adecuadas para la rehabilitación de una persona cuyas funciones motoras se han visto alteradas por un accidente o por una enfermedad, pero también ayudan a optimizar los movimientos de un deportista de alta competencia. De hecho, en su origen la kinesiología fue la base de la llamada medicina gimnástica y de la fisioterapia.

Por tanto, bien sea que te guste la investigación científica o el servicio en pro de la salud y el desempeño humano, la kinesiología es una fascinante disciplina donde puedes desarrollar tus inquietudes y aspiraciones. Además, en el mundo moderno se ha incrementado la demanda de atención a los problemas relacionados con la motricidad humana y las afecciones del sistema músculo-esquelético, haciendo que disciplinas como la kinesiología tengan un amplio campo de trabajo.

Así que, si te interesan los estudios de kinesiología, a continuación podrás encontrar la información básica necesaria que te encamine a obtener las credenciales académicas para ejercer esta interesante profesión.

¿Qué podrás aprender en Kinesiología?

En primer término la kinesiología te permitirá alcanzar un conocimiento más exacto de tu cuerpo y del cuerpo humano en general. Conocerás más de 2.000 movimientos, en cuya realización participan distintos músculos y huesos del cuerpo. Entendiendo su funcionamiento normal, al tiempo que te permitirá reconocer las disfunciones o defectos en dichos movimientos.

Además de aprender a reconocer las disfunciones del movimiento, te aportará más de 50 terapias posibles para abordar dichas disfunciones y corregir así problemas de movimiento, postura y otras afecciones. Entre ellas ejercicios especiales, termoterapia, fototerapia e hidroterapia, así como la aplicación de rayos infrarrojos, ultravioleta y ultrasonidos. Todo esto en el marco de la comprensión de los principios que rigen los movimientos fisiológicos, biomecánicos y psicodinámicos.

Para ello, al estudiar kinesiología aprenderás sobre anatomía, bioquímica, psicología, biomecánica, ortopedia, ergonomía, fisioterapia, quiropráctica y la rehabilitación. Serás capaz de atender, estabilizar y recuperar problemas óseos y musculares que afecten a una persona. También adquirirás conocimientos que te permitirán abordar la prevención de afecciones o enfermedades debidas a malas posturas o malos hábitos que inciden en el movimiento del cuerpo humano y por tanto en la salud.

Todo esto bajo una visión holística del funcionamiento del cuerpo humano, integrando los aspectos físicos, fisiológicos y psicológicos.

¿Por qué estudiar Kinesiología?

En principio debes considerar los aspectos vocacionales, si te gusta el campo de la salud, el contacto directo con las personas, si tienes un espíritu solidario y te atrae ayudar a otros, especialmente mitigar el dolor humano, esta disciplina está en tu radar de opciones.

Por otra parte, la kinesiología te permitirá conocer mejor tu propio cuerpo, permitiéndote prevenir o corregir posturas o disfunciones motoras que pueden estar afectando tu salud o lo harán en un plazo perentorio. Incluso, aun si afortunadamente no presentas ninguna disfunción corporal, esta disciplina te permitirá potenciar tu desarrollo físico, optimizando tu desempeño y aumentando tu calidad de vida.

Además, en el proceso de estudio de la kinesiología adquirirás una gran cantidad de conocimientos, tanto teóricos como prácticos, que te proporcionarán una sólida formación científica, permitiéndote una mejor comprensión de tu entorno.

Adicionalmente, en términos laborales, debes tomar en cuenta que hoy en día los problemas relacionados con las disfunciones biomecánicas del cuerpo humano ocupan lugar destacado en las listas de problemas de salud pública, por lo que profesiones como la kinesiología tienen un amplio campo de trabajo.

Por otra parte, el ámbito de incidencia de un kinesiólogo es mucho más amplio que el tratamiento directo de problemas asociados con la motricidad. Las terapias y en especial los programas de ejercicios de los que dispone este profesional inciden favorablemente en problemas que van desde la depresión, pasando por problemas cardiovasculares, de sueño, metabólicos y composición corporal, hasta problemas inmunológicos.

¿Qué cualidades necesitas para ser graduado en Kinesiología?

Ten en cuenta que se trata de una profesión del área de la salud humana que implica un contacto directo con el ser humano, en la mayoría de los casos afectado por serias disfunciones que disminuyen su calidad de vida.

Así que quien aspire ser kinesiólogo tiene que poseer cualidades como empatía, para identificarse con la problemática del otro, paciencia, ya que la corrección de las afecciones y los tratamientos llevan tiempo y habilidad manual, tomando en cuenta que muchas de las terapias que aplicarás requieren tu acertada manipulación directa de articulaciones y partes blandas.

Además, como en toda profesión del campo científico, se requiere una gran capacidad de observación. Sobre todo en este caso, donde debes ser capaz de detectar aquellos elementos que te permitirán realizar un diagnóstico efectivo a fin de decidir que terapia o curso de acción es el adecuado. Por otra parte, dado el carácter integrador de la kinesiología, debes tener una mente abierta a las terapias alternativas, capaz de integrar los más modernos avances con alternativas más tradicionales.

¿Qué formación es necesaria para estudiar Kinesiología?

Para estudiar kinesiología requieres una formación a nivel secundario en el área de ciencias. En aquellos países como Argentina o Paraguay, donde se estudia la carrera a nivel universitario conducente al título de licenciado en kinesiología o al de licenciado en kinesiología y fisiatría, se trata de una carrera con una duración de 5 a 6 años en su formación básica, existiendo la posibilidad de estudios de especialización posteriores que pueden durar de 1 a 3 años, dependiendo del nivel de especialización.

Sin embargo, en la mayoría de los países, particularmente en Europa, EE. UU., Canadá y Australia, las técnicas kinesiológicas se adquieren como parte de estudios universitarios para obtener el título de Fisioterapeuta.

Aunque también se pueden tomar cursos dirigidos a formarte como auxiliares de kinesiología, no conducentes a grado. En este caso la formación es menos profunda e intensiva, con una duración generalmente de 1 año y tu labor profesional será la de asistir al kinesiólogo.

También hay la posibilidad de obtener una formación específica como kinesiólogo en Academias que otorgan títulos privados, reconocidos por las asociaciones nacionales de kinesiología, más no a nivel oficial del Estado.

En todo caso, en el proceso de formación el futuro kinesiólogo aborda desde asignaturas básicas como anatomía, fisiología, biomecánica, biofísica, bioquímica y psicología hasta más avanzadas como la semiología clínica. Además, del dominio de la parte técnica en cuanto al conjunto de opciones terapéuticas disponibles.

Requisitos para estudiar Kinesiología

Para estudiar kinesiología se requiere ser bachiller o tener un título de profesional básico, el título de Técnico o el título de Técnico Superior. También puede ser el caso que poseas ya un título de grado en alguna profesión del campo de la salud o de la biología y desees optar a incursionar en el campo de la kinesiología realizando un máster.

Especialidades de Kinesiología

En el campo de la kinesiología es posible especializarse en diversas áreas, bien sea tomando en consideración el segmento poblacional a atender o el tipo de afección y sistemas involucrados que serán objeto de intervención por parte del kinesiólogo.

Es así como en el primer caso existe la kinesiología geriátrica, abordando los problemas de movilidad de adultos mayores y la kinesiología pediátrica atendiendo niños. También hay la kinesiología intensiva, para la atención de pacientes en las unidades de cuidados intensivos. Adicionalmente, la kinesiología deportiva, que se encarga tanto de prevenir y tratar afecciones en deportistas e incluso participar en el diseño de estrategias de entrenamiento para optimizar el desempeño de deportistas de alta competición.

Mientras que al referirnos a sistemas orgánicos concretos y sus afecciones, tenemos la Neurokinesiología, donde atenderás el reaprendizaje de la movilidad, en casos de personas que han perdido capacidades motoras por accidentes que provoquen afecciones neuronales. Al igual que la Kinesiología respiratoria, para desarrollar ejercicios dirigidos a mejorar la función pulmonar o la Kinesiología cardiovascular, para aquellos pacientes con condiciones cardiovasculares particulares. En algunos casos se habla de kinesiólogos cardiorrespiratorios.

De igual forma, existe la Kinesiología traumatológica, cuando están involucradas las afecciones graves de huesos y partes blandas, producto de accidentes, e incluso áreas tan específicas como la Kinesiología pelvi perineal, para tratar problemas del piso pélvico.

¿Dónde estudiar Kinesiología?

En Francia, el título de kinesiólogo es reconocido como título privado avalado por  el Sindicato Nacional de Kinesiólogos, luego de una formación obligatoria de al menos 600 horas. Sin embargo, dicho título no es reconocido por el estado, ni por la Orden de Médicos. De igual forma, en Inglaterra tienes acceso a cursos de kinesiología acreditados por la Asociación de Kinesiología, más no por el Estado.

En Canadá las Facultades de Educación Física y Deportes otorgan el diploma en kinesiología. En la Universidad de Victoria en Melbourne, es posible estudiar kinesiología como parte de las carreras de fisioterapeuta o de osteópata.

Mientras que en España, la kinesiología no está reconocida como carrera conducente a grado, integrando sus conocimientos y técnicas en la carrera de fisioterapeuta. Carrera esta última que se puede estudiar en varias universidades tanto públicas como privadas. Entre las públicas las universidades de Jaén, Extremadura, Granada, Sevilla y Granada dan el grado en Fisioterapia, mientras que por ejemplo la de Lleida da el doble grado de Enfermería y Fisioterapia.

Entre las privadas, la Universidad Europea otorga el doble grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y Fisioterapia, incorporando conocimientos de kinesiología.

Los mejores centros de España para estudiar Kinesiología

Para estudiar kinesiología propiamente dicha en España tienes solo la opción de acceso a diplomas no oficiales en cuanto a carrera del ámbito de la salud. Entre dichas opciones está el Instituto Europeo de Kinesiología Unificada en Barcelona, acreditado por el International Kinesiology College con sede en Australia y por la Asociación Española de Kinesiología.

También puedes recibir cursos de kinesiología en la Escuela de Kinesiología Integral del Centro Kineos en Barcelona.

¿Se puede estudiar Kinesiología distancia?

La kinesiología es una carrera teórico-práctica, siendo fundamental el equilibrio entre ambos aspectos, ya que se trata de incidir en el ámbito de la salud humana, lo cual implica un alto grado de responsabilidad. El estudiante debe adquirir tanto los fundamentos teóricos como las habilidades prácticas concretas para poder llevar a cabo las técnicas específicas de la profesión.

De tal forma que esta carrera solo puede cursarse de forma presencial o en modelos mixtos, que combinen aspectos teóricos a distancia y prácticas presenciales. Sin duda cualquier oferta de estudiar kinesiología totalmente a distancia implica una formación de menor calidad respecto a la forma presencial.

Salidas profesionales con Kinesiología.

En algunos países los kinesiólogos pueden laborar en el ambiente hospitalario, ya que su profesión es reconocida como parte de las profesiones del área de la salud. Tal como ya te indiqué, no es el caso de España. En este caso las salidas profesionales para los kinesiólogos se ubican en el ejercicio privado, en el desarrollo de terapias y planes preventivos para distintos grupos etarios, particularmente en el área geriátrica, así como en el campo deportivo.

Particularmente en el ámbito del entrenamiento y medicina deportiva, la kinesiología es una profesión en auge. Por otra parte, son demandados en centros de rehabilitación y en el campo de la salud ocupacional. Teniendo en cuenta el creciente aumento de los problemas relacionados con afecciones del sistema músculo-esquelético producto del estilo de vida moderno, esta es una de las profesiones con una demanda en incremento.